Sentimos en nuestro corazón el dolor por el cuál están pasando, lo hemos vivido en carne propia.

Nos solidarizamos con ustedes por la pérdida de tantas vidas, especialmente, con los
cientos de jóvenes que se encuentran hoy en las calles siendo profetas de su pueblo
herido.

Descargar documento completo aquí:

Por admin